Llama Ceaip a cuidar datos que se comparten por WhatsApp

Los riesgos se presentan al dar consentimiento de acceso a datos sin conocimiento de términos y condiciones, accesos de terceros al dejar el celular abierto, publicar voluntariamente, entre otros

 

Culiacán, Sinaloa.- Contrario a lo que se piensa en general sobre el WhatsApp, la red social digital no puede tener acceso a las conversaciones, fotos, videos, llamadas y videollamadas por el solo hecho de ser un usuario.

Lo anterior lo afirmó Salvador Romero Espinosa al impartir la charla “Los riesgos de la Privacidad en WhatsApp”, organizada por la Comisión Estatal para el Acceso a la Información Pública.

Romero Espinosa es Comisionado del Instituto de Transparencia, Información Pública y Protección de Datos Personales del Estado de Jalisco.

El especialista en redes sociales digitales indicó a través de videoconferencia que en cuanto a vulnerabilidad, la principal preocupación en WhatsApp es que alguien más lea los mensajes y contenidos de los usuarios al dejar abiertos su teléfono o computadora.

Explicó que el nivel de encriptación que maneja la red social desde que salen los mensajes hasta que se entregan al destinatario son los más altos y no pueden ser leídos ni siquiera por los trabajadores de esa red social.

Detalló que los riesgos se presentan al dar consentimiento de acceso a datos sin conocimiento, es decir, aceptar términos y condiciones sin leerlos previamente, los accesos de terceros al dejar el celular o computadora abierta, el publicar voluntariamente.

“Al aceptar términos y condiciones existe el riesgo de abrir el acceso a nuestros hábitos de navegación, nuestras búsquedas, contactos, conversaciones digitales, aplicaciones instaladas, fotos, videos, ubicación actual con el historial y sitios frecuentados”, enumeró.

También dijo que uno de los riesgos es que la publicación continua de información, unida aporta datos importantes y delicados en muchos casos sobre el usuario, mismos que cualquier persona puede ver.

Afirmó que las redes sociales son como una droga al activar el sistema de recompensas y satisfacciones, mismas que pueden provocar adicción y con ello la necesidad de un mayor tiempo de uso, lo que genera que el usuario publique y comparta más.

Detalló que los “contras” del uso del WhatsApp pueden ser la distracción permanente, ser víctima de “ciberbullying”, acceder a contenidos dañinos e inapropiados, principalmente en caso de menores, acceso a noticias faltas, vulneraciones a la privacidad y la evitación del contacto humano.

Ante esto, recomendó a los ciudadanos utilizar con medida este sistema de mensajería y leer siempre los términos y condiciones antes de oprimir el botón “aceptar”.

Por su parte José Alfredo Beltrán Estrada, Presidente de Ceaip, indicó que una de las actividades institucionales es la Protección de los Datos Personales de los ciudadanos.

De ahí que se organicen este tipo de charlas en Sinaloa, para que las personas adquieran herramientas para proteger su información privada y eviten riesgos de fraudes, suplantación de identidad, daño moral, entre otros.

Deja una respuesta