Reino Unido confirmó 57.725 casos de coronavirus en 24 horas, un nuevo récord

Se trata de la cifra más elevada hasta la fecha en el conjunto del país desde el comienzo de la pandemia. El número de muertos por la enfermedad alcanzó los 74.570 en total

El Reino Unido comunicó este sábado 57.725 nuevos casos de covid-19 registrados en las últimas 24 horas, la cifra más elevada hasta la fecha en el conjunto del país desde el comienzo de la pandemia.

Según los últimos datos oficiales difundidos hoy por el Ministerio británico de Sanidad, además de encadenarse cinco jornadas consecutivas con más de 50.000 contagios por día, se contabilizaron otros 445 fallecimientos por la enfermedad, un número menor que el notificado ayer, de 613.

De esta forma, el total de positivos por coronavirus en el Reino Unido desde el principio de la crisis se eleva ya a 2.599.789, mientras que los fallecimientos por la enfermedad alcanzan los 74.570.

Los expertos creen que estos niveles alarmantes de casos se han visto impulsados por el surgimiento de una nueva cepa más contagiosa, que ha motivado que desde el pasado jueves haya más áreas en Inglaterra, el 75 %, sujetas al máximo nivel de restricciones para intentar contener la pandemia.

Esta grave situación amenaza con desbordar los hospitales, alertan los expertos, y ha provocado que los centros de educación secundaria, las universidades y muchos colegios de primaria del país retrasen la vuelta a las clases -prevista inicialmente para el próximo lunes- tras las vacaciones de Navidad hasta el 18 de enero.

El presidente del Colegio de Médicos británico, Andrew Goddard, advirtió hoy en declaraciones a la cadena BBC de que las Navidades y la nueva variante del coronavirus tendrán “un gran impacto” en las próximas semanas en la propagación del virus en el Reino Unido.

Frente a estos datos preocupantes, el país aguarda esperanzado al próximo lunes, cuando podrá luchar contra la crisis con dos vacunas tras el visto bueno dado esta semana al preparado de Oxford y AstraZeneca por parte de los reguladores, que ya habían autorizado en diciembre el compuesto de Pfizer/BioNTech.

Imagen de archivo de una enfermera de recepción esperando por pacientes en el Departamento de Emergencias del Hospital Frimley Park en Surrey, Reino Unido. 22 de mayo, 2020. Steve Parsons/Pool via REUTERS/ArchivoImagen de archivo de una enfermera de recepción esperando por pacientes en el Departamento de Emergencias del Hospital Frimley Park en Surrey, Reino Unido. 22 de mayo, 2020. Steve Parsons/Pool via REUTERS/ArchivoSe reactivaron los hospitales de emergencia

Funcionarios de salud británicos reactivaron los hospitales de emergencia que se levantaron al comienzo de la pandemia para hacer frente al aumento de los casos de coronavirus que está poniendo a las salas existentes bajo una presión extrema, particularmente en Londres.

Los médicos han advertido que se encuentran luchando para sobrellevar la situación, especialmente cuando una gran cantidad colegas se enferman o tienen que aislarse, mientras que los paramédicos y enfermeras han tenido que tratar a los pacientes en ambulancias debido a la escasez de camas disponibles.

El Royal London Hospital informó a su personal a través de un correo electrónico que la institución se encuentra ahora en “modo de medicina de desastres” y no puede proporcionar cuidados intensivos de alto nivel.

Una portavoz del Servicio Nacional de Salud (NHS) indicó que el hospital Nightingale en Londres se está preparando para reabrir si fuera necesario.

“En previsión de las presiones que aumentan por la propagación de la nueva variante de infección, se solicitó a la región de Londres del NHS que se asegurara de que el Nightingale se reactivase y estuviera listo para admitir pacientes en caso de que fuera necesario”, dijo. “Ese proceso está en marcha”, añadió.

El hospital, con sede en el Centro de Exposiciones Excel en los Docklands de Londres y que lleva su nombre en reconocimiento a la pionera de la enfermería victoriana Florence Nightingale, contará con médicos londinenses con apoyo adicional del ejército y socios en el sector voluntario si es necesario, señaló la portavoz.

Los hospitales Nightingale son sitios temporales construidos con la ayuda del ejército en cuestión de días entre marzo y abril, cuando las instituciones de salud lucharon por primera vez para hacer frente a la afluencia de pacientes con COVID-19. Información de Informador

Deja una respuesta