Llevan los programas preventivos a comunidades de El Chalate y Juricahui en San Miguel, Zapotitlán

“La gente pide espacios deportivos y debemos abrirlos en su comunidad; los padres debemos ser más creativos”: Juan de Dios Quintero, Coordinador de Programas Preventivos de Seguridad Pública de Ahome.

 

Imparte a padres de familia la conferencia Cómo educar hijos triunfadores, dentro del programa Reconstruyendo Familias.

 

Los Mochis, Ahome, Sinaloa.- El Coordinador de Programas Preventivos de Seguridad Pública de Ahome, impartió la conferencia Cómo educar hijos triunfadores, a los padres de las comunidades de El Chalate y Juricahui, de San Miguel, Zapotitlán, en coordinación con la empresa Iberdrola.

 

“La gente pide espacios deportivos en las comunidades y les dimos opciones de limpiar un espacio en sus comunidades para que jueguen ahí sus hijos”.

Juan de Dios Quintero Gastélum, titular de Programas Preventivos de Seguridad Pública de Ahome, explicó que lo más caro para un padre de familia para que los hijos triunfen en la vida no es el costo monetario, el dinero: es el ejemplo que les damos.

 

En la conferencia, también habló sobre el sentido de responsabilidad, de pertenencia y singularidad. “Cómo sacar hijos que triunfen en la vida, con diversas propuestas, y tenemos como padres que sacrificar algo, eso es lo que más nos cuesta”.

 

Analizaron el problema del consumo de drogas en la sociedad, las cuales causan grandes trastornos en familias, donde se pone mayor énfasis en las ilegales, de las que más se cuidan, pero descuidan el consumo de las legales (alcohol y tabaco).

 

“Es aquí donde está el problema, debido a que estamos permitiendo su consumo a más temprana edad, y esto dará pie a que consuman enseguida las drogas ilegales”, dijo.

Entre otros temas abordaron el uso del internet, el que los jóvenes utilizan la mayor parte del día, lo que calificaron como arma de doble filo si no se realiza una supervisión adecuada de los padres.

 

“Qué es lo que sus hijos, adolescentes y hasta los adultos ven y quién los supervisa. Lo importante es encontrar el equilibrio en su uso, porque si bien contiene cosas buenas, pero también nocivas”.

Deja una respuesta