Jalisco es segundo en médicos infectados

Según la Secretaría de Salud federal, la Entidad suma 573 casos activos entre el personal de salud contagiado de COVID-19

“Que sigan así los médicos… con la labor extraordinaria que están haciendo ante la pandemia. Es un gusto tener a estos compañeros y saber la calidad de su trabajo”, destacó Carlos Alberto Gutiérrez, jefe del Servicio de Cuidados Intensivos del Hospital de Especialidades del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, quien fue el primer caso de un trabajador de la salud recuperado de COVID-19 en la Entidad.

El egreso hospitalario de Gutiérrez se dio el 26 de abril. Sin embargo, un día antes, la Secretaría de Salud estatal confirmó el contagio de siete médicos más del IMSS en  Ocotlán.

De acuerdo con  la Secretaría de Salud federal, Jalisco ocupa el segundo lugar con el mayor número de casos activos entre el personal médico contagiado por el nuevo coronavirus, con 573 enfermos, sólo por debajo de la Ciudad de México, que tiene 838 afectados.

Lo anterior, según datos del Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Enfermedad Respiratoria Viral, el cual refleja los casos de los que refirieron desempeñar una ocupación relacionada con la salud: dentista, enfermero, laboratorista, médico u otro trabajador sanitario.

La semana previa, el Estado ocupaba el tercer lugar a nivel nacional.

El pasado 10 de enero, Jalisco registró récord en ocupación hospitalaria, con 53% de la capacidad de camas generales habilitadas.

También se reportó el número más alto de nuevos casos confirmados y muertes por el virus en la Entidad.

Hoy llegan las primeras vacunas contra el COVID-19 al Estado. Se aplicarán entre el personal de salud.

Jalisco, en el top 5 de muertes por virus entre personal de salud

Ciudad de México, Estado de México, Veracruz, Puebla y Jalisco reportan el mayor número de fallecimientos de médicos y enfermeras en la pandemia

El pasado 24 de diciembre se reportó la muerte del médico Víctor Hugo Graciliano, quien laboraba en el Hospital General Regional 46 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de Jalisco.

Es el último fallecimiento del personal de la salud correspondiente al Estado, reportado en la cuenta de Facebook  #Yosoymédico17, en donde se informa diariamente sobre las condiciones de trabajo de ese sector,  así como los fallecimientos por el COVID-19.

Actualmente, la Entidad se ubica en el quinto lugar a nivel nacional con el mayor número de muertes de trabajadores de la salud contagiados por el nuevo coronavirus,  según la Secretaría de Salud Federal.

En lo que va de la pandemia, en el país han fallecido dos mil 470 personas que refirieron desempeñar una ocupación relacionada a la salud: dentistas, enfermeros, laboratoristas, médicos y otros trabajadores sanitarios,  según la base de datos del Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Enfermedad Respiratoria Viral.

Jalisco se ubica por debajo de la Ciudad de México, Estado de México, Veracruz y  Puebla. Sin embargo, la dependencia federal no entrega la información de manera desagregada, por lo que no es posible conocer la cantidad de muertes confirmadas y sospechosas por  cada Estado. Sólo se muestra la gráfica en donde se puede conocer el lugar que ocupa cada Entidad en ese indicador.

Por su parte, la Secretaría de Salud en Jalisco sólo reporta el total de trabajadores de la salud que han enfermado por COVID-19, pero no se precisa cuántos han fallecido por la enfermedad,  tampoco se tiene un desglose por institución de salud, ya sea pública o privada, ni se puede conocer los nombres de éstos.

La asociación civil Mexicanos Contra la Corrupción realizó el Memorial de salud #MurieronPorNosotros, en el que se identificó el mayor número de trabajadores sanitarios que perdieron la vida por el virus.

En éste, se puede conocer la identidad de algunos empleados de la salud que fallecieron en Jalisco.

Entre éstos: Alma Josefina Saturnino Martínez, química farmacobióloga, quien laboraba en una clínica privada en Guadalajara; Efraín Elías Solís Ibarra, médico en la Unidad de Medicina Familiar 184 del IMSS, en Tonalá; Catarino Ramírez, enfermero del Antiguo Hospital Civil de Guadalajara; José Ramón Álvarez, enfermero en la Unidad Médica de Alta Especialidad del IMSS en Guadalajara; Alpha Lizeth García, médica en un centro de salud estatal, en Tlaquepaque, así  como Brenda  Tolosa, psicoanalista en una clínica del ISSSTE en Guadalajara.

Reportan cinco contagios diarios

En lo que va de la pandemia por el COVID-19 con corte al pasado 8 de enero de 2021, en el Estado se registraron mil 419 casos positivos del nuevo coronavirus entre el personal de salud; es decir, casi cinco casos diarios.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Salud en Jalisco, estos contagios están asociados a la atención prestada en unidades médicas. Esto, pese a las medidas de prevención que toman los trabajadores de la salud.

En diciembre pasado, este medio entrevistó a Tranquilino Humberto Gillén Gutiérrez, jefe de Dermatología del Nuevo Hospital Civil de Guadalajara “Dr. Juan I.  Menchaca”, quien reconoció que todos los días corren riesgo de contraer el virus.

“Nos sentimos comprometidos con la atención de las personas, principalmente. Ponemos en riesgo también nuestra salud, pero sabemos que lo hacemos con cuidado y somos profesionales…  y atendemos con todo el gusto y con todas las ganas del mundo a nuestros pacientes”.

Debido a que este hospital es uno de los que brinda atención exclusiva a los pacientes con COVID-19 en la Entidad, el especialista en dermatología, con 27 años de experiencia, reconoció que tuvo que capacitarse para atender también a este tipo de enfermos. “No era mi área, pero hoy tiene que serlo”.

El pasado 27 de noviembre, el director de los Hospitales Civiles de Guadalajara, Jaime Andrade Villanueva, reconoció: “Es evidente que nuestro personal está cansado, ha entregado todo, ha dejado todo en las diferentes categorías”, lo cual podría verse recompensado con mejores condiciones para el personal.

Posteriormente, el 16 de diciembre, Zoé Robledo, director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS),  hizo  un  llamado a la ciudadanía en general a darle un respiro al personal de salud.

“Cuidémonos en serio. Es el mejor regalo que les pueden hacer. La mayor y la más grande muestra de agradecimiento no está en un aplauso, está en quedarse en  casa,  está en demorar las horas de la diversión. También es una forma de expresarles respeto,  por lo que está ocurriendo en los hospitales”.

CLAVES

Lista, la vacunación

Anuncio

El viernes pasado, el Gobierno del Estado dio a conocer la programación tentativa de la primera fase para la aplicación de vacunas contra el COVID-19 en el personal médico de Jalisco.

Fechas

Destacó  que, de acuerdo con información del Gobierno federal,  se realizarán tres entregas en  la Entidad: 32 mil 175 dosis que llegarán del 12 al 18 de enero,  26 mil 325 se recibirán del 19 al 25 de enero,  y  23 mil 400 más serán enviadas entre el 26 de enero al 1 de febrero.

Aplicación

El Gobierno precisó que en esta fase se aplicarán las vacunas al personal de salud de instituciones públicas y privadas,  “empezando por quienes atienden a pacientes con COVID-19  y  luego al resto del personal médico”.

Plan

El Gobierno estatal añadió:  “Es evidente que es un primer paso. El esfuerzo que tendrá que hacerse para vacunar a toda la población es todavía enorme. Estaremos atentos a la programación que se haga para las siguientes fases. Confiamos en que los compromisos establecidos con Jalisco en el Plan Nacional de Vacunación se cumplan en tiempo y forma”.

Compromiso

Aseguró que el Gobierno de Jalisco refrenda su compromiso de coordinarse con el Gobierno de la República, “con el propósito de apoyar en todo lo necesario para enfrentar este reto en materia de salud pública en el país”.

Maestros

Acentuó que, pese a que la primera fase de vacunación será dirigida al personal de salud, el Gobierno estatal continuará insistiendo en incluir a los maestros en los grupos de prioridad para la aplicación de las dosis, lo que permitirá “avanzar en el esfuerzo de regresar a las clases presenciales”.

Revisión

Esta semana, las autoridades estatales analizarán el regreso a las aulas de manera presencial o semipresencial, aunque la Universidad de Guadalajara (UdeG) ya adelantó que no hay condiciones para que esto pueda ocurrir a finales de enero, como lo tenía previsto el Ejecutivo estatal. La casa de estudios considera que podrían regresar hasta julio próximo, dependiendo el avance de la pandemia.

Brindan  acompañamiento emocional

Marcela Palacios Minakata, encargada del programa “Psicovid-19”  del Hospital Civil de Guadalajara, puntualiza que la idea de comenzar con esta estrategia tiene que ver con la intención de brindar apoyo emocional a las personas que sufrieran algún tipo de alteración emocional por esta contingencia.

“No son terapias psicológicas, sino que es un tipo de acompañamiento. Y  han cambiado las necesidades conforme va evolucionando el problema en México, ya que no sólo atendemos gente en la zona metropolitana, sino que también nos buscan de otros Estados”.

Recuerda que desde abril han atendido a 325 personas, de las cuales  292 forman parte del grupo de población abierta y 33 son profesionales de la salud. Indica que algunos ciudadanos han requerido una o dos intervenciones, pero en otras ocasiones han necesitado hasta 20, depende del asunto. Puntualiza que las conversaciones se consideran activas porque en algunas ocasiones la persona vuelve a sentirse mal. “Nos damos una vuelta con cada uno para ver cómo siguen”.  Sobre qué tipos de trastornos son más frecuentes, describe que el personal de salud presenta, en su mayoría, el síndrome de “burnout”, debido a que están muy cansados.

“Es gente que  dejó  a su familia,  que ha limitado mucho el contacto con sus seres queridos, que la sobrecarga de trabajo es fuerte. Porque hay que recordar  que, de por sí, en los servicios estamos limitados siempre de personal, pero ahora tenemos a mucha gente que se le ha descansado porque tiene factores de riesgo y no podemos exponerlos a que les suceda algo”.

En el caso del grupo de población abierta, acentúa que las emociones han cambiado. Primero, las personas sentían incertidumbre o ansiedad por estar todo el tiempo en casa. Y ahora, remarca, están lidiando con las pérdidas en todos los sentidos: seres queridos, salud, trabajos, proyectos, parejas, libertades o movilidad. “Empezaron con miedo y ahora vemos mucho agotamiento mental y físico, que se refleja en coraje, en ira, en rencor. Estamos empezando a ver duelos no resueltos, personas que se fueron rapidísimo y no se pudieron despedir”.

PANORAMA

En el anonimato

  • El pasado 7 de enero,  Mexicanos contra la Corrupción publicó que una tercera parte del personal de salud fallecido en el país durante la pandemia se encuentra en el anonimato, de acuerdo con una investigación realizada por la asociación civil.
  • Con corte al pasado 4 de enero, en el país se registraron dos mil 470 defunciones de  trabajadores sanitarios a causa del COVID-19, confirmadas por la Secretaría de Salud Federal.
  • En la publicación se destaca que en el Memorial de salud #MurieronPorNosotros,  elaborado por la asociación, lograron identificar plenamente a mil 725 trabajadores sanitarios, pero se desconoce la identidad de 745.
  • De acuerdo con este reporte, se logró identificar a casi todos los trabajadores fallecidos de Puebla y Veracruz. “En Ciudad de México al menos la mitad permanecen sin nombre, lo mismo pasa con el Estado de México y en Jalisco, donde apenas se le pudo dar rostro a una tercera parte de sus muertos”.
  • Se añade que en los últimos tres Estados,  la información en páginas oficiales, gubernamentales o sindicales para darle nombre y rostro a este personal de la salud, fue insuficiente. “En el caso de Jalisco, los medios y autoridades prácticamente omitieron o ignoraron los nombres de los caídos, a diferencia de Estados como Coahuila, Chiapas, Hidalgo  o  Nuevo León, que se esforzaron por hacer esquelas de reconocimiento a las víctimas”.

Sin base, un tercio del personal

A 10 meses de que se registraran los primeros casos del nuevo coronavirus en Jalisco, un tercio del personal que enfrenta la pandemia se mantiene con contratos temporales, a la espera de que se cumpla la promesa del Gobierno estatal de basificar a todos los trabajadores de la Salud que brindan atención a estos pacientes.

Este medio reportó que en los 29 hospitales que la Secretaría de Salud en Jalisco tiene a su cargo, y en cinco unidades especializadas, hay mil 590 trabajadores en áreas COVID-19. De ellos, 546 laboran por contrato temporal y mil 044  tienen  base, según datos otorgados por  Transparencia por el Organismo Público Descentralizado (OPD) Servicios de Salud en el Estado.

Tras las contrataciones realizadas en la presente administración,  Jalisco pasó de 2.9 a 3.2 médicos por cada mil habitantes, según el Segundo Informe de la Secretaría de Salud Federal. Pese a esto, se ubica por debajo de los 3.4 recomendados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Para atender la demanda del personal de salud, que incluso realizó algunas manifestaciones para exigir mejores condiciones de trabajo, el gobernador anunció que se otorgaría base a cuatro mil 622 trabajadores de la Secretaría de Salud del Estado, a partir de noviembre pasado.

Este compromiso se cumplirá hasta 2024, debido a que la basificación será de forma escalonada, con una inversión superior a los mil 616 millones de pesos. Información de Informador

Deja una respuesta