Estremecedor homenaje a Olavo Salcido Flores

Familiares, amigos, directivos y personal del IMDA le dan un sentido adiós

 

Los Mochis, Sinaloa.- El ahora llamado Instituto Municipal del Deporte de Ahome (IMDA), el edificio que impulsó para darle orden e institucionalidad al deporte ahomense a finales de la década de los 70’s y principios de los 80’s, recibió este lunes por última vez a José Olavo Salcido Flores.

Las cenizas del gestor de proyectos e innovaciones en el ámbito deportivo, cultural, social y educativo que le dieron rumbo a la sociedad mochitense, fueron llevados a la primeramente llamada Unidad Deportiva Municipal para recibir un merecidísimo homenaje.

Ahí estuvieron presentes el director general del IMDA, Felipe Juárez Soto, Olavo Jr., María del Carmen, Grisela, María de Jesús y Juan Salcido, así como Roberto Pérez Jacobo, Salvador Ramírez Arroyo, Conrado Parra Luque, entre otras personalidades de deporte local vinculadas muy estrechamente a Olavo Salcido Flores.

“Olavo es un digno ejemplo de la definición de la palabra honor, al representar claramente el compromiso adquirido cuando se trataba de trabajar bajo el cargo de “miembro honorario”, anteponiendo la entrega desinteresada, de cualquier beneficio o interés personal, sabiéndose un privilegiado de la vida por encontrar su verdadera misión y vocación en la entrega y el servicio a sus semejantes”, expresó en su mensaje Felipe Juárez.

“A partir de hoy, Olavo se convierte en un referente de los promotores e impulsores deportivos, culturales, sociales, educativos. sin la espera de aplausos, vivas o reconocimientos banales para el ego personal, sólo por la satisfacción de hacer lo que le gustaba, lo que llenaba el alma y su espíritu”, agregó la máxima autoridad del deporte en Ahome, antes de pausar y expresar “no puedo” en su intento por continuar, superado por la emotividad del momento.

Olavo Salcido Jr. agradeció por su parte las muestras de cariño hacia su padre.

“A nombre de mi familia, muchas gracias Felipe, muchas gracias licenciado Roberto Pérez Jacobo, y a todos ustedes por acompañarnos en este momento. A mi papá siempre le gustó todo esto (hace una pausa para contener el llanto), el deporte y la cancha fue su segunda casa, y todos lo vamos a extrañar mucho…”.

Roberto Pérez Jacobo también hizo uso de la voz para hablar de su compadre.

“Tuve la oportunidad de conocer a Olavo desde que llegué a Los Mochis un primero de julio de 1969, más de 50 años, y desde entonces hubo una relación cordial, de afecto mutuo, y fui testigo de todas las actividades deportivas y sociales que emprendió, un luchador incansable” manifestó.

“Era un gestor de todo lo que se le planteaba, a cualquier persona que se le acercaba siempre le extendió la mano para ayudarlo, nunca lo dejó, esas cosas que él hizo en la vida dejan huella. En fin, Olavo Salcido no se nos va, queda entre nosotros, Olavo sigue en nuestros corazones y seguiremos recordándolo como un hombre de bien que dejó huella profunda en este municipio de Ahome y más allá de nuestras fronteras”.

El solemne acto se llevó a cabo en la explana del IMDA, unas instalaciones inauguradas el 20 de noviembre de 1980 con el doctor Evelio Gómez Martínez como presidente, Olavo Salcido como secretario y Jorge Beltrán Bastidas como tesorero, tres pioneros del deporte organizado e institucionalizado en Ahome.

 

Deja una respuesta