Featured Video Play Icon

Entre Mario Zamora y Jesús Valdez

Los priistas ya están a nada de determinar quién será el candidato a la Gubernatura de la alianza ‘Va por México’ en Sinaloa y los finalistas en esta carrera son el Senador Mario Zamora Gastélum y el propio presidente estatal del PRI Jesús Valdez Palazuelos, quienes en los últimos días han intensificado su operación para buscar ser los ungidos con la postulación.

Sin embargo, a ambos les rodea un halo de apoyo y opositores políticos que les viene resultando algo contraproducente.

Mario Zamora, mostrando músculo, recopiló diversas opiniones de sus homólogos legisladores y líderes de bancadas del PRI, PAN y PRD, y difundió en redes sociales, y con sus amigos, un video en el que aparecen hablando maravillas del senador mochitense los siguientes personajes:

La ex candidata presidencial panista Josefina Vázquez Mota, el ex secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong; el ex jefe de Gobierno capitalino Miguel Ángel Mancera, Beatriz Paredes, Manuel Velasco, Xóchitl Gálvez, Claudia Ruiz Massieu, Mauricio Kuri y Eruviel Ávila, todos ellos senadores. Y si le suenan los nombres, es porque forman parte de la ya tan conocida clase política de México.

El video en sí intenta mostrar a Zamora Gastélum como un personaje que se mueve con naturalidad y sin confrontaciones entre los políticos de los tres partidos que integran la alianza ‘Va por México’ y propone que sería la carta más viable para unir a los institutos políticos por la gubernatura de Sinaloa. Hasta ahí todo perfecto, pero la contraparte es más conocida por los mexicanos, pues se trata de ver quienes son los personajes que le apoyan y es que todos ellos han formado parte de la clase política más privilegiada de los sexenios anteriores.

¿Qué vas a resaltar? ¿Qué, personajes tan señalados y afines al conocido Grupo Atlacomulco, te apoyan? Como Osorio Chongo y Eruviel Ávila. O acaso el ‘espaldarazo’ de Josefina Vázquez es para presumirse luego de saberse ampliamente de los 900 millones de pesos con los que se benefició su fundación Juntos Podemos durante el sexenio de Enrique Peña Nieto (también del grupo Atlacomulco). O quizás al menos el respaldo de Miguel Ángel Mancera sea de destacarse luego de ser inhabilitado por un año para ocupar cargos en la capital del país durante un año por intervenir en las elecciones presidenciales de 2018.

Hay que escoger mejor esas amistades.

 

Pero por el otro lado está Jesús “Chuy” Valdez Palazuelos, que no canta tan mal las rancheras a pesar de ser mucho más joven, ya le soltaron el primer “garrotazo” directo a la cabeza.

El ex priista (según) y actual precandidato a Gobernador de Movimiento Ciudadano Sergio Torres Félix le soltó un severo upper cut a Chuy Valdez a quien en rueda de prensa lo “echó de cabeza” acusando que, cuando fue Presidente Municipal de Culiacán, el actual dirigente priista de Sinaloa adquirió un software a sobreprecio a una empresa del yerno de Joaquín López-Dóriga para que personas con discapacidad tuvieran un fácil acceso a internet. De un costo de 500 mil pesos que tiene el programa computarizado, lo vino comprando en 18 millones de pesos. ¡Y lo peor de todo es que dicho software ni sus luces! Y Torres Félix dice que esto tan solo es la punta del iceberg.

El buen entendedor sabe que Sergio Torres también fue alcalde de Culiacán y le entregó la administración a Jesús Valdez en el 2016. Ve tú a saber que le tendrá guardado ‘Chuy’ Valdez al propio Torres Félix. Hay quienes dicen que los ‘madrazos’ se van a poner de a peso si el candidato es el dirigente priista.

Pero el propio Sergio Torres no se manda solo. Su corazón es priista, viene del PRI y ha estado siempre con el PRI. La pregunta en el aire es:

¿Salió Sergio Torres de la Secretaría de Pesca del Gobierno del Estado para irse de candidato a la Gubernatura de Sinaloa por Movimiento Ciudadano, o lo mandaron? Porque de esta respuesta depende el porqué ‘golpear’ a Chuy Valdez, independientemente de lo cierto o falso que puedan ser los señalamientos.

A ver que nos trae el alba…

Deja una respuesta