Alonso Ancira sufre descompensación y suspenden audiencia; se reanudará por la tarde

Ancira Elizondo, dueño de Altos Hornos de México (AHMSA), se sintió mal en el evento, por lo que fue pospuesto.

La audiencia inicial en la que Alonso Ancira Elizondo ha sido imputado del delito de lavado de dinero, se suspendió este jueves debido a que el dueño de Altos Hornos de México (AHMSA) tuvo problemas de salud.

El empresario tuvo que ser valorado por un médico que diagnosticó descompensación metabólica por falta de descanso y alimentación.

Por ello, aproximadamente a las 05:00 horas, el juez de control José Artemio Zuñiga decidió suspender la sesión por ocho horas, para dar tiempo al empresario a que tome alimento y descanse. Será a las 13:00 horas cuando se reanude la audiencia.

El evento comenzó a las 23:20 horas del miércoles, con la individualización de las partes, etapa en la que Ancira de propia voz manifestó estar bien de salud y refirió ser de nacionalidad mexicana y estadounidense, además acreditó a sus abogados.

Previo a que la Fiscalía General de la República (FGR) hiciera la imputación de cargos, la defensa de Ancira, encabezada por José Antonio Araujo, solicitó la aclaración de tres incidencias.

En la primera alegó que se tenga a Petróleos Mexicanos (Pemex) en calidad de ofendido. En la segunda pidió la nulidad del acuerdo del juez José Artemio Zuñiga, por medio del cual autorizó realizar la audiencia inicial, y en la tercera refirió la ilegal detención de Ancira.

La defensa argumentó en estas dos últimas mociones hay una decisión judicial que suspende la orden de aprehensión, lo que deja a manifiesta la imposibilidad de detener a Ancira y celebrar audiencia inicial.

Las tres mociones de la defensa fueron desechadas por el juez José Artemio Zuñiga, quien estimó que eran improcedentes.

Sobre la realización de la audiencia, dijo que, pese a la existencia de una suspensión, no había impedimento legal para realizar la sesión, además de que la audiencia fue solicitada oportunamente y, por tanto, no ha habido violación al debido proceso.

Pasadas las 04:00 horas de este día, cuando se hacía la imputación, Ancira pidió la palabra a través de sus abogados para manifestar una afectación en su estado de salud.

Ancira, de 65 años de edad y con padecimientos crónicos, tuvo un viaje de más de 15 horas desde Palma de Mallorca, España, de donde fue extraditado el miércoles y, una vez en México, fue sometido al proceso de detención, por lo que llevaba más de 24 horas sin un descanso adecuado.

Derivado de ello, el juez José Artemio Zúñiga solicitó la presencia de un médico quien valoró a Ancira y determinó que este presentaba una descompensación metabólica. Información de El Financiero

Deja una respuesta